9 noviembre, 2017

La salud en los niños, entre la sobreprotección y la desprotección

La salud en los niños (bebés, niños y jóvenes) física, emocional y mental 

Es un tema muy especial. El objeto de este artículo es mostrar unas pinceladas para invitar a la reflexión, más que tratarlo exhaustivamente. 

En la sociedad se están produciendo cambios radicales que afectan a los más pequeños en la misma medida o más que a los mayores. Pero como pasa con todo lo nuevo, cuesta tomar conciencia clara de cómo manejarse con las nuevas situaciones. Se irá produciendo un aprendizaje, pero lleva tiempo y reflexión.

Nuestra sugerencia aquí es ponernos a trabajar desde ya mismo en esta reflexión y aprendizaje aprovechando que no nos faltan problemas por resolver.

Los cambios no cesan, pero la esencia de las personas es siempre la misma, tenemos por tanto que conocer mejor esta esencia para adaptarnos de forma óptima a las novedades.

salud en los niños y desprotección en los niños

Entre la sobreprotección y la desprotección de los niños 

Aunque parece un contrasentido, la respuesta de la sociedad por el momento ha ido en la línea de una sobreprotección de los niños un muchos ámbitos. Más concretamente hay una obsesión creciente por la seguridad en todo el proceso de tener niños. Se intentan evitar de forma absoluta todos los riesgos. Esto está bien salvo que se incurre en prácticas que a veces tienen efectos no deseados. Tenemos que conseguir seguridad, pero no a base de desconfianza en la naturaleza.

En la parte de desprotección, el modo de vida actual hace que no se tengan los recursos para cuidar al bebé con el tiempo de calidad necesario, se delega precozmente en sistemas externos, con un exceso de aparatos audiovisuales y otros artilugios. Los entornos en que viven los niños están sometidos a un estrés creciente, y a los pequeños no les queda más remedio que somatizarlo.

El hábito de suprimir los síntomas en la salud en los niños

Cuando aparecen los problemas en la salud en los niños, la tendencia es a cortar los síntomas radicalmente. Pero el enfoque para resolver los problemas y evitar que se cronifiquen tarde o temprano debe pasar por entender las causas verdaderas y corregirlas, tratar el problema donde realmente está. 

Es habitual ver a bebés, niños y jóvenes tomar medicamentos a repetición para todo tipo de dolencias sin un plan para corregir las causas de los mismos. Estos tratamientos pueden tener utilidad en algunos casos, pero cuando abusamos de ellos o directamente no funcionan la única vía saludable es investigar para encontrar y tratar las causas reales.

El niño como espejo de su entorno

Los niños reflejan de forma instantánea como si fueran un espejo el estado del entorno que les cobija, entendiendo por entorno en primer lugar los padres y la familia, y en segundo lugar los cuidados externos, donde los bebés y los niños pierden las defensas por no sentirse tan seguros emocionalmente. 

Cuando el niño percibe desequilibrios produce una respuesta emocional y tiende a enfermar, o desarrolla problemas de comportamiento, bloqueos emocionales, desequilibrios mentales, etc.

Si los problemas no se corrigen a tiempo, van arrastrándose en las diferentes etapas y tomando formas diferentes en cada una de ellas. Esta idea de tratar en paralelo al entorno y a los niños se da con frecuencia y los resultados suelen ser muy positivos.

Los problemas que se resuelven

Con las ideas especificadas se tratan al mismo tiempo síntomas y causas, actuando sobre el niño y el entorno si es necesario. De esta forma los problemas desaparecen más facilmente. Se trata de problemas como los siguientes:

- Problemas del sistema inmunológico

- Problemas digestivos

- Problemas de la piel

- Problemas del sueño y del sistema nervioso

- Problemas de actitud y comportamiento

- Problemas emocionales

- Problemas raros

- Prevención

- Otros

Los remedios naturales complementan y resuelven aspectos que están en la raíz, y sobre todo aportan un enfoque que suele acelerar los procesos y evitar que se repitan. 

Alquinaterra es un espacio natural en que disponemos de soluciones naturales en la línea descrita, para ayudar a las familias con niños y bebés a resolver los problemas que continuamente se nos plantean, tratando las causas y los síntomas al mismo tiempo.

Desde aquí os invitamos a visitarnos en la C/ Los Cantos en Galapagar, en Madrid, para que de forma libre compartáis con nosotros esos problemas y entre todos le pongamos una solución.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *